Institucional

La Oficina de la Mujer (OM) fue creada en 2009 por la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) con el objetivo de impulsar, en la esfera del Poder Judicial, un proceso de incorporación de la perspectiva de género en la planificación institucional y en los procesos internos, a fin de alcanzar la equidad de género, tanto para quienes utilizan el sistema de justicia como para quienes trabajan en él.

Para alcanzar ese objetivo, esta Oficina desarrolla estrategias, tendientes a eliminar los sesgos sexistas y las barreras de género, removiendo aspectos que interfieran en el pleno aprovechamiento de las competencias disponibles en el sistema de justicia. Asimismo busca mejorar las condiciones de acceso a justicia y el ejercicio pleno de los derechos mediante un servicio eficaz y efectivo.

¿Cómo se lleva a cabo esta tarea?

Las principales líneas estratégicas de trabajo pueden clasificarse en:

1.-ELABORACIÓN DE DIAGNÓSTICOS
La Oficina elabora relevamientos para identificar conductas, decisiones, procedimientos que perpetúen la desigualdad de género e impidan u obstaculicen el acceso a justicia de las mujeres.

2.-SENSIBILIZACIÓN Y CAPACITACIÓN
La Oficina lleva a cabo el diseño y la ejecución de talleres y  otras actividades de sensibilización y capacitación en temas vinculados con los derechos de las mujeres.

3.-ELABORACIÓN DE PROPUESTAS
La Oficina elabora propuestas para lograr la transversalización de la perspectiva de género. Se trata de acciones tendientes a promover en forma directa o indirecta la igualdad de género a través del desarrollo de proyectos concretos que transformen la realidad, tanto en la prestación del servicio de justicia como en el ámbito de las relaciones laborales que su ejercicio involucra.

4.-COMUNICACIÓN Y DIFUSIÓN
La Oficina se encarga de la comunicación y la difusión de las políticas y acciones que desarrolla. Y también de la comunicación con los restantes poderes del Estado para coordinar la aplicación de la ley 26.485 de Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales.

Asimismo, trabaja de manera coordinada con los altos tribunales de justicia provinciales y, a nivel internacional, con los máximos tribunales de justicia.

5.-MONITOREO DE LA ACTIVIDAD JURISDICCIONAL
La Oficina actúa ante las necesidades y deficiencias de los organismos judiciales para cumplir adecuadamente con los compromisos internacionales sobre la materia, a fin de lograr que la actividad judicial se adecúe a las exigencias normativas a través de la base de jurisprudencia y del análisis que de ella se derive.

 

Articulación Federal

Desde su creación, la OM estableció articulaciones con el resto de las jurisdicciones del país, a fin de trabajar en forma integral.

 Para ser efectiva, la tarea de la Oficina requiere de cooperación en la esfera judicial a nivel nacional, provincial y federal. Por ese motivo, ha promovido y apoyado la decisión de los Superiores Tribunales de Justicia a nivel provincial y de las Cámaras Nacionales y Federales de crear Oficinas de la Mujer en el ámbito de su actuación toda vez que se considera que coadyuva al logro de objetivos comunes, respetando la idiosincrasia y autonomía de cada jurisdicción.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación, a través de la Oficina de la Mujer, ha suscripto convenios con diversas jurisdicciones y organismos para la réplica de sus programas.

También ha suscripto convenios de cooperación con otra instituciones a fin de optimizar los recursos utilizados y compartir saberes.

Mediante esos convenios, se realizaron capacitaciones en el uso de las herramientas producidas por la OM con los poderes ejecutivos y legislativos de la Nación y provinciales; el Ministerio Público de la Defensa de la Nación; la Procuración General de la Nación; el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires; el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA); y el Centro para la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), entre otras instituciones.

Articulación Internacional

Poco tiempo después de su creación, la Oficina de la Mujer también estableció articulaciones con los Poderes Judiciales de Bolivia, Chile, Cuba, El Salvador, México, Paraguay, Perú y Uruguay, la Comisión de igualdad de género del Consejo de Europa y la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM). 

Corresponde recordar que los programas desarrollados por la OM de la CSJN fueron considerados como Buenas Prácticas por la OEA y cuentan con el apoyo de la ONU.